Ante todo, reconozcamos la verdad: nunca, nunca tratamos a nuestro sofá como se merece. Llegamos del trabajo tras un largo día y nos dejamos caer en él, siempre en el mismo sitio, haciendo poco a poco nuestra marca en el mismo. Y así, con el paso del tiempo, el sofá pierde firmeza y comienza a hundirse. ¿Qué puedes hacer para alargar la vida de tu sofá y que este no se hunda con tanta facilidad?

Ante todo, reconozcamos la verdad: nunca, nunca tratamos a nuestro sofá como se merece. Llegamos del trabajo tras un largo día y nos dejamos caer en él, siempre en el mismo sitio, haciendo poco a poco nuestra marca en el mismo. Y así, con el paso del tiempo, el sofá pierde firmeza y comienza a hundirse. ¿Qué puedes hacer para alargar la vida de tu sofá y que este no se hunda con tanta facilidad?

¿Pesas más de la cuenta? ¡Busca un sofá de gran resistencia!

Si eres una persona de mucha envergadura y compartes un sofá con tu familia, ¿has pensado en comprar una butaca especialmente para ti? Butacas cómodas, con reposapies, donde estar tranquilamente en tu elemento. Si necesitas un sofá, pregunta a nuestros vendedores por sofás con bases duraderas.

No pongas encima del sofá cosas que no tengan que estar allí.

No lo utilices de almacén, ni aunque sea de manera temporal. No coloques sobre él libros pesados, cajas ni bolsas de la compra. Poco a poco, estos elementos extraños —especialmente los que concentran mucho peso en poca superficie— harán mella en la base de tu sofá, por muy buena que sea.

No te dejes caer

Es algo muy tentador, sí. Como ya hemos mencionado, tras un largo día de lucha, llegar a casa y dejarte caer sin más sobre el sofá más que tentador, parece casi imposible de evitar.

Sin embargo, las presiones tan repentinas no son buenas para la base del mismo. ¡Recuerda que lo que prima aquí es que tu sofá resulte cómodo durante todo el tiempo posible!

Olvídate de “tu rincón”

Aunque los seres humanos somos animales de costumbres —palabras de Charles Dickens— el tener un rincón favorito, especialmente si tenemos sobrepeso, es detrimente para la salud continuada de la base del sofá. Es más adecuado ir rotando espacios para, digamos, dividir la presión entre todas las partes del sofá.

En definitiva

Tu sofá puede durar mucho si lo tratas con respeto y cuidado. Y un sofá que dura mucho significa no sólo un descanso y un relax continuado en el tiempo, sino un importante ahorro en el bolsillo. ¡Cuida de tu sofá y tu sofá cuidará de ti!

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Tendencias en muebles para hotel

Los viajeros que recorren largas distancias requieren un entorno relajante. Las opciones son ilimitadas, pero los los muebles de hotel deben elegirse bien.

Navegación
Close

Lista de deseos

Recently Viewed

Close

¡Bienvenid@!

Una contraseña se ha enviado a tu dirección de email

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿Ya tienes una cuenta?

Close

Close

Categorías